Tráguese ese sapo (la lista de 3 tareas)

El título de esta lección es también el de un conocido libro de Brian Tracy. La idea general del libro es que no podemos hacerlo todo, y por lo tanto, si quieres obtener resultados, debes aprender a priorizar. Una de las claves es hacer primero lo importante. Siguiendo con la imagen que transmite el título, si a primera hora de la mañana, lo primero que haces es tragarte un sapo, ya no habrá nada más complicado que eso.

De la misma manera, si a primera hora del día realizas las tareas más complicadas, el día será bueno (en términos productivos), independientemente de lo que ocurra después.

Una aplicación práctica de este concepto es la lista de 3 tareas del día. Cuentan que un millonario contrató a un gurú de la productividad, porque estaba preocupado por el rendimiento de los trabajadores de las empresas. Este experto en productividad simplemente implantó un método muy sencillo: una lista de 3 tareas diaria.

Cada empleado debía anotar las 3 tareas más importantes que debía hacer al día siguiente. La lista debía estar ordenada de más importante a menos. Es decir, primero… el sapo. Si terminaba las 3 tareas, después podía dedicarse a lo que quisiera. Si, por el contrario, no terminaba una o más tareas, lo que tenía que hacer es poner en la lista del día siguiente las tareas pendiente, con el mismo orden de importancia. Y así todos los días.

¿Resultado? Parece ser que la productividad de las empresas que siguieron este sistema se disparó. Cuentan también que aquel millonario le dio un cheque con bastantes ceros al experto en productividad.

¿Cómo podemos trasladar esto al método C.A.R.? En el video de la lección podrás verlo. Es muy sencillo. Simplemente añadimos 3 bloques de trabajo con esas tareas, y los vamos moviendo cada día.

Esta labor deberá hacerse en el análisis de las bandejas de entrada.

Espero que te haya sido práctico. ¡¡Continuamos con más material!!

Volver a: Curso de productividad personal C.A.R. > 6. Mejoras del sistema