Determinación de valores y prioridades

Previsualización

¡Bienvenido, bienvenida al curso de productividad personal C.A.R.!

Por cierto, si no has visto el video de presentación del curso, o lo viste hace tiempo, te animo a que lo repases de nuevo, porque ahí se explican las premisas en las que está basado el método C.A.R.

Video de presentación del curso

¡Comenzamos!

Pregúntate el “porqué”

Antes de poner en marcha cualquier sistema o método de organización personal, es bueno definir el “porqué”.

Día a día, minuto a minuto, iremos añadiendo “qués” al método. Una llamada que hay que hacer, un proyecto, la cita con el médico, etc. El sistema (el “cómo”), nos va a ayudar para saber cómo llevar todo eso a la realidad; para convertir tareas en hechos.

Sin embargo, es necesario preguntarse por qué. ¿Por qué voy a hacer esa llamada? ¿Por qué voy a iniciar ese proyecto?

Las respuestas a esos “porqués” tienen que ver con nuestros valores y prioridades. O por lo menos, deberían tener que ver. El problema es que, en el día a día, se nos van añadiendo tantas tareas, que, al final, nos convertimos en unos seres que tachan frases de unas listas interminables.

Terminamos siendo esclavos de nuestras propias tareas. Y eso con suerte, porque a veces, ni siquiera eso. En ocasiones, no hacemos sino cumplir lo que nos piden. Lo que nos pide nuestro jefe, lo que exijen las circunstancias, lo que “tenemos” que hacer.

En realidad, nadie tiene que hacer nada. Todo en la vida son elecciones. Decidimos hacer esto o aquello. La cuestión se reduce a si tenemos el mando, o simplemente seguimos órdenes.

Por qué tus valores son esenciales para el método C.A.R.

Es por esto, que definir nuestros valores y prioridades nos va a ayudar. Y, como podrás ver, esta es una de las cosas que hacen distinto al método C.A.R. No solo porque el método comienza definiendo tus prioridades y valores, sino porque, como verás más adelante, el método está preparado para llevar a la realidad tus prioridades, adaptándose periódicamente a ellas.

Nuestros valores son como un faro que nos ilumina, nos avisa de los peligros, y nos ayuda a saber dónde estamos. Son estos valores personales los que nos ayudan a entender lo que queremos ser y lograr en nuestras vidas; a dónde queremos llegar. Como dice cierta frase: “Para aquel que no sabe su destino, cualquier viento le es favorable”.

Por eso, es esencial que, antes de poner en marcha el sistema de productividad, definamos esto. Stephen Covey, autor del libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, lo comparaba a una escalera. Si no apoyas la escalera (el método), en el sitio correcto, podrás subir, pero no te llevará a donde quieres.

La efectividad consiste, al fin y al cabo, en hacer bien las cosas correctas. Por eso, si no haces un ejercicio de reflexión ahora, tu método de productividad te ayudará, pero estará muy limitado.

Primero, porque, al no estar alineado con nuestros valores personales, nos costará mucho llevar a cabo las tareas que programemos.

Y segundo, porque, aunque el método funcione, nos llevará a sitios incorrectos, y tendremos las mismas sensaciones, o peores, que cuando no teníamos ningún método.

Ejercicio práctico: Elabora tu lista de valores

EJERCICIO DE ESTA LECCIÓN: El primer ejercicio del curso va a ser que pongas por escrito tus 5 valores más importantes en la vida. Mejor no uses verbos, sino sustantivos.

*Ejemplo: en vez de ganar dinero, escribe simplemente “dinero”.

Te doy agunas ideas sobre valores que mucha gente quiere tener en su vida:

  • Amistad
  • Dinero
  • Trabajo
  • Amor
  • Espiritualidad
  • Salud

Tienes una lista más completa de valores para elegir aquí: Lista de valores humanos

También te dejo algunos enlaces con información adicional:

No hace falta que ordenes de más importante a menos importante estos valores. Pero si lo quieres hacer, ¡adelante!

Tampoco importa demasiado (por el momento) que lo hagas en una hoja de papel, en una servilleta, o en un archivo electrónico.

Eso sí… no tengas prisa. Lo que escribas, variará totalmente tu sistema de organización, y lo hará, definitivamente, personal. Así que tómate el tiempo que necesites y usa los recursos que te gusten más.

Si me permites una recomendación, véte a un sitio tranquilo, en medio de la naturaleza (o lo más cerca posible). Desconecta el móvil, respira profundo con los ojos cerrados, y reflexiona en lo que es hasta ahora tu vida, y lo que quieres que sea.

De todas formas, si quieres seguir avanzando en el curso, no hace falta que seas súper-exhaustivo ahora. Los valores que escojas te pueden servir por el momento, ya que, más adelante, una vez establecido el método C.A.R., podrás revisarlos periódicamente.

Cuando tengas la lista hecha, guárdala y pasa a la siguiente lección.

¡Continuamos!

Volver a: Curso de productividad personal C.A.R. > 2. El método C.A.R.