Academia de DESARROLLO PERSONAL EfectiVida

Tu talento

El ruiseñor no envidia a la gaviota porque vuele alto y sea fuerte. La gaviota tampoco envidia al ruiseñor por su canto. Cada cual con su talento. ¡Tú también tienes el tuyo!

Tabla de contenidos

El ruiseñor no envidia a la gaviota porque vuele alto y sea fuerte. La gaviota tampoco envidia al ruiseñor por su canto. Cada cual con su talento. ¡Tú también tienes el tuyo!

Cuando nos comparamos con otros, normalmente, perdemos. Parece que todos queremos lo que no tenemos. Sin embargo, si dedicamos un poco de tiempo a conocernos a nosotros mismos, seguro que encontraremos nuestros talentos. Después, solo queda dedicarles un poco de mimo.


*La foto consiguió capturar a dos bailaoras que actuaban en la plaza de España, en Sevilla. Tanto la plaza, como Sevilla entera rebosaban de talento.

Sobre el autor de esta entrada

Jaír Amores
Mi nombre es Jaír y soy de la cosecha del 78. Estoy felizmente casado; tenemos dos preciosas hijas, y vivimos en Las Palmas de Gran Canaria, España. ¡Sí! ¡El paraíso! Desde muy chico, ya me atraía la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, automatizando tareas. Y… no sé si a ti te ha ocurrido también: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor. Me sigue pasando, por cierto. Estoy convencido de que la efectividad y la productividad personal son fundamentales, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida. Porque, ¿de qué serviría mejorar si no nos hace más felices?