Academia de DESARROLLO PERSONAL EfectiVida

Una ventaja más de ponerlo en el calendario

Tabla de contenidos

¿Dónde anotas tus tareas más importantes? Creo firmemente que bloquear tiempo para tus tareas es la mejor idea. Y por eso me emociono cuando escucho a otros autores que aconsejan lo mismo. Ya sabía que asignar un tiempo específico para tus tareas tiene muchas ventajas. Pero leyendo un artículo de Ali Abdaal me di cuenta de otra más. Te la explico.

La excusa reina de los procrastinadores

Alí Abdaal es uno de los muchos expertos modernos que aconsejan usar bloques de tiempo. La mayoría lo hacen sin definir una estrategia integral, como la que encuentras en el método C.A.R. Aún así, creen que es mejor opción que las listas de tareas.

Alí dice que colocar un bloque de tiempo destroza el argumento preferido de los procrastinadores: “No tengo tiempo”. Porque sí que lo tienes. Has bloqueado tiempo en tu calendario, ¿verdad? ¿qué te lo impide?

La triste realidad es que cuando nos enfrentamos a una tarea importante, aparecen millones de excusas para darnos la palmadita en la espalda y decirnos: “tranquilo, no tienes que hacer esto ahora”.

Bloquear tiempo cumple una doble función en este sentido. Te has comprometido y has encontrado tiempo. Ahora, si no lo haces, en la mayoría de los casos, es tu culpa.

Claro, esto es un arma de doble filo. No podía ser tan sencillo. Cuando la procrastinación vence, nos sentimos fatal, y… ¿a quién hay que echar la culpa? Al bloque de tiempo (si es que, a quién se le ocurre, quién me habrá aconsejado hacer esta tontada… Esto del tetris no funciona.)

Claro, porque colocar esa misma tarea en una lista funciona mucho mejor, ¿verdad? Si ni bloqueando tiempo específico fuiste capaz de hacerlo, ¿por qué ibas a hacerlo si lo dejas a la casualidad, a un momento oportuno en el que se alinéen los contextos?

Evidentemente, los bloques de tiempo no son mágicos. La tarea la vas a tener que hacer tú, y es muy posible que, si no usas un sistema integral, no hayas estado fino al colocar ese bloque. Quizá te faltó poner algunos bloques más con tareas adicionales que preparaban el terreno para la principal. Aún con todo eso, creo que usar un sistema de bloques te da muchas ventajas. Hoy hemos visto una, pero hay otras, claro.

Si quieres saber más, te recomiendo que le eches un vistazo al curso C.A.R. Además, si entras en la academia, tendrás acceso completo a este curso y a muchos otros. Y como extra, tendrás clases en directo donde nos ayudaremos unos a otros a aplicar todos estos conceptos.


*Imagen de cabecera: Pexels from Pixabay

Sobre el autor de esta entrada

Jaír Amores
Mi nombre es Jaír y soy de la cosecha del 78. Estoy felizmente casado; tenemos dos preciosas hijas, y vivimos en Las Palmas de Gran Canaria, España. ¡Sí! ¡El paraíso! Desde muy chico, ya me atraía la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, automatizando tareas. Y… no sé si a ti te ha ocurrido también: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor. Me sigue pasando, por cierto. Estoy convencido de que la efectividad y la productividad personal son fundamentales, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida. Porque, ¿de qué serviría mejorar si no nos hace más felices?