Reto #2: 30 minutos de lectura diaria

Reto lectura

En el mes de octubre de 2021 la comunidad de Telegram puso en marcha un nuevo reto. En la encuesta que se publicó, hubo un total de 96 votos (algo menos que el mes pasado; efecto fatiga por repetición). El resultado, con un 34%, y 33 votos: LEER 30 MINUTOS CADA DÍA.

*Puedes ver la dinámica de los retos, las «normas» básicas, y los retos efectuados hasta ahora aquí.

Cómo lo llevé a cabo

En mi caso, leí en dos tandas. Una por la mañana, con la tablet, de 15 minutos. Y otra por la noche, desde el móvil, con otros 15 minutos. Controlé el tiempo con el reloj del móvil por las mañanas y por las noches con una aplicación de control de tiempo. Para leer desde el móvil uso la app ReadEra.

Detalle de la app para seguimiento.

Para llevar un seguimiento usé una tabla de excel sencillita (te la incluyo al final). Ambos periodos de lectura fueron incluidos en los bloques del ritual mañanero y en el de ritual de apagado.

Otras propuestas de la comunidad

En este reto, otros participantes propusieron ideas diferentes.

  • Por ejemplo, Pedro G. usaría los ratos libres en donde no atiende clientes. Probablemente superaría los 30 minutos diarios.
  • Aminempe dedicaría el rato del café para hacer su lectura diaria.
  • María HA, lo hizo antes de dormir, también 30 minutos seguidos.
  • Rafa Pérez también usaría la rutina de la mañana y de la noche, 15 minutos en cada una.
  • Paloma Peña prefirió dedicar 30 minutos del tirón.
  • Esther por la mañana, 30 minutos seguidos.
  • BettyBrigder ya leía 30 minutos, así que se propuso leer en alemán, idioma que está aprendiendo.
  • Jacky dividió los 30 minutos en 3 periódos de 10.
  • Carme Solá cambió mirar el móvil por lectura, mientras toma el café, 15 minutos. Y el resto por la noche.

Ante todo, muchas gracias por la participación y por todas las diferentes propuestas. ¡Excelente!

¿Cómo me fue con el reto?

En un primer momento pensé que este reto iba a ser sencillito. Lo cierto es que ya dedicaba mucho tiempo a leer. O al menos eso pensaba (ups). Por las mañanas, bien. No fallé ningún día. Pero por las noches… uff. Fallé varias veces. Y, en general, los primeros días sobre todo, me costó mucho llegar a los 15 minutos.

Medir el tiempo fue una revelación. Y según algunos comentarios, no fui el único que tuvo esas sensaciones.

Otra cosa interesante es que, a partir de la mitad del mes, empecé a disfrutar y a avanzar más rápido en la lectura. Es como si me estuviera sumergiendo más profundo en los libros.

En total, durante el mes, leí unos 5 libros completos. No está mal.

En general, las sensaciones, muy bien. Es un reto que he disfrutado y que me ha dado una interesante lección: lo que uno cree y la realidad no siempre están en el mismo planeta.

¿Seguiré con esa rutina?

Por supuesto que sí.

Durante años, he ido variando tipos de lectura. Además, uso activamente otro tipo de aprendizajes, como los podcasts mientras estoy trabajando y viajo en coche. También leo blogs, papers, y realizo lecturas meditativas. Había arrinconado a los libros en la esquina de «ratos muertos».

A partir de ahora, les voy a subir al podium, y continuaré leyendo por las noches. No me voy a obsesionar con los tiempos, pero sí intentaré que sean al menos 10 minutos para que la sensación de inmersión se note.

Y, obviamente, esta será una rutina que espero mantener de por vida.

¡Nos vemos en el siguiente reto!

*Si quieres estar al tanto de los próximos retos, suscríbete a la comunidad en Telegram