Reto #1: Hacer 15 minutos de ejercicio todos los días durante un mes

Para el mes de septiembre de 2021 pusimos en marcha el reto de hacer 15 minutos de ejercicio todos los días durante un mes. Fue la opción más elegida con un 48% de los votos. Te cuento mis impresiones y también algunas ideas de los que participaron en el reto.

*Si quieres ver un seguimiento a tiempo real de los retos, suscríbete al canal de Telegram.

En mi caso, me puse a aprender un poco sobre las pesas rusas (Kettlebells). Son como una bola de cañón, pero con un asa. Se trata de un tipo de ejercicio que imita los movimientos naturales del día a día: levantar cargas, hacer sentadillas. Se trabaja bastante la posición corporal y la respiración. Además, parece divertido. Para no ir a lo loco, me estoy leyendo un libro sobre el tema: «Efecto Kettlebells», de Marcos Vázquez (hay muchos más en Amazon), porque al trabajar con pesos altos y condensados (entre 12 y 16kgs), hay que hacer los movimientos con cuidado. 

La protagonista de mi reto

Para hacer el seguimiento, comencé usando Google Calendar. Desde la app puedes añadir un “OBJETIVO”. La aplicación buscará huecos donde poner esos 15 minutos, y te avisará con alarmas inteligentes. Puedes ir viendo los días que has cumplido. Sé que hay apps mucho mejores para objetivos, pero como tengo todo mi sistema C.A.R. en Calendar, me pareció buena idea poner el reto ahí también.

Después de unos días descarté los objetivos de Google. Las alarmas inteligentes no eran muy efectivas, porque te recuerdan algo en un momento en que no necesitas recordarlo, y además, en mis revisiones rápidas (CAR) veía el evento. Al final, lo incluí en el ritual mañanero.

A medio mes se me ocurrió que estaría bien hacer una hoja de cálculo con todos los detalles día por día. Te la comparto un poco más abajo.

En el canal de Telegram, hubo bastantes aportaciones de cómo seguirían el reto otras personas. Por ejemplo, Rosi comentó que sería más constante con las caminatas. Anna se propuso subir y bajar dos pisos sin ascensor. Breliz siguió los ejercicios del libro «El tao de la salud y larga vida». Ruth decidió correr en entornos naturales. Dinnorah quiso hacer Tai Chi. Paloma se puso como objetivo 15 minutos de estiramiento, sobre todo para fortalecer la espalda. Amparo hizo caminata de 7-8 Kms, footing, TRX, planchas… (uff! Suena fuerte). Aminempe compartió la idea de implementar «Fuerzafit+».

Una idea que aportó Antonio es que, al ser un reto muy genérico, casi valía cualquier cosa para cumplirlo. Trataré de mejorar este punto en los próximos retos. Por cierto, desde aquí, muchas gracias a Antonio, que muy amablemente se ofreció para ayudar, pues conoce bien el sector del entrenamiento personal. También hubo otras aportaciones durante el mes dando buenas ideas. ¡Es una maravilla participar en retos grupales!

¿Cómo me fue con el reto?

Por si te es útil, te adjunto la tabla de excel con los detalles que fui registrando del reto:

Tengo que decir que los primeros ejercicios me dieron una buena bofetada. Mi estado físico era lamentable. Sobre todo en cuestión de flexibilidad. Ejercicios como el windmill me resultaban imposibles, incluso sin pesa. Me sigue costando, pero la mejoría es enorme.

Como se puede ver en la tabla, hubo 3 «fallos». El día 16 septiembre no hice ejercicio (me pegué una paliza trabajando; no es excusa). Además, los días 15 y 17 casi saco los pulmones por la boca. No estoy seguro de si fue un sobreesfuerzo, o una cuestión de respiración, o si tuvo que ver el hecho de que estaba haciendo ayuno intermitente. Después de hacer algunas pruebas, creo que estaba fallando en el momento de inhalar y exhalar.

La mejora fue enorme, y en pocos días. Para el día 17 ya era capaz de hacer levantamientos turcos, como el del video de abajo, pero con una pesa en vez de con una persona:

Otra cosa que he notado es que es mejor seguir un programa, más que un simple «hacer ejercicio 15 minutos al día». Además, un programa te da días de descanso, y la verdad, uff, vienen muy bien.

Una observación importante: primero cuidar la alimentación, después ejercicio. El orden es importante. Seguir comiendo mucho y mal no lo va a arreglar ningún ejercicio. Obviamente, algo hará, pero no es lo mejor. Además, correr o hacer ejercicio físico de alta intensidad es mucho más difícil si tienes sobrepeso.

En general, me quedo satisfecho con cómo ha ido el reto. Lo he disfrutado mucho, y me siento mucho mejor que hace un mes.

Enseñanzas que me llevo

Aunque hacía ejercicio ocasionalmente, pude comprobar -probablemente por primera vez en mi vida- los beneficios de hacerlo con constancia. Hay una batería de enseñanzas que el reto me ha regalado. Aquí van algunas:

  • Si no sigues tu rutina en un horario constante, después es más difícil.
  • Es importante planificar cómo llevarás a cabo la rutina, y pensar cómo harás el seguimiento.
  • El compromiso es un plus. Proponerte un objetivo junto con otras personas es mejor que hacerlo solo.
  • Aunque hay que ser constante, el equilibrio es fundamental. No hay que tirar la toalla si tienes un mal día y rompes la cadena.
  • Informarte bien antes de poner en marcha un reto es esencial, y mejora muchísimo la experiencia.
  • Hacer ejercicio te da un montón de beneficios: claridad mental, más aguante durante el día, menos peso y por lo tanto más agilidad, más fuerza, menos dolores de espalda y en las articulaciones… Además, he experimentado una mejoría en los hombros increíble (llevo con una lesión de los manguitos rotadores muchos meses).
  • El punto interesante de un reto es que sea un reto. Si es muy fácil, te terminas aburriendo.

¿Seguiré con esta rutina?

¿Continuaré haciendo ejercicio? Sí, con matices.

Como ya he dicho antes, creo que seguir un programa es mejor que hacer ejercicio de forma aleatoria, aunque sea todos los días. Mi intención es continuar con el programa de 10 semanas de Kettlebells, descansar una semana, y volver a la carga mejorando tiempos, pesos o técnica. Entrenaré lunes y martes, miércoles de descanso, y jueves y viernes. Además, los sábados iré a correr un rato por las mañanas. Los domingos, como dicen en algunos sitios: «día del señor».

Me queda mucho por mejorar, así que creo que esta nueva rutina durará bastante tiempo antes de que me canse. Por supuesto, espero que se quede para siempre.

* Si quieres estar al tanto de los próximos retos, suscríbete al canal de Telegram.