Reseña del libro «Maestría», de Robert Greene

Hace unos días terminé de leer el libro “Maestría”, de Robert Greene. Un libro extenso, pero muy recomendable. Te dejo algunas impresiones por si te interesa echarle un ojo: 

Objetivo y esquema del libro

Primero, el objetivo del libro: Inspirarte y darte las claves para que te conviertas en un maestro en aquello que te gusta y se te da bien. 

Como suele suceder con libros traducidos, el lenguaje es correcto, entendible, pero se hace evidente que no tiene todos los matices de nuestra lengua.

En cuanto al esquema del libro, tiene 6 capítulos que van desarrollando el proceso de la maestría:

  • El capítulo I es el punto de partida: descubrir tu llamado, tu tarea en la vida.
  • Los capítulos II, III y IV se ocupan de diversos elementos de la fase de aprendizaje (habilidades de adquisición de conocimientos, trabajo con mentores, cultivo de la inteligencia social).
  • El capítulo V se dedica a la fase creativa-activa
  • El capítulo VI lleva a la meta última: la maestría.

Cada capítulo comienza con la historia de una figura histórica que ilustra una idea. La sección siguiente, “Claves para la maestría”, analiza el punto y da ideas concretas sobre cómo aplicar esos conocimientos. Luego sigue una sección con estrategias que aclaran todavía más cómo seguir los pasos de los maestros.

Contenido y citas

El libro tiene muchas historias biográficas. Diría que el 50% del libro son historias. Algunos personajes son famosos, pero aún así, el libro da multitud de detalles sobre cómo lucharon para convertirse en maestros en sus especialidades. Si te gustan las biografías, lo vas a disfrutar. Si no, puedes saltarte estas secciones e ir directamente a las aplicaciones prácticas, que no tienen desperdicio. 

Los capítulos iniciales me parecieron muy pesados. Pero aún así, había ideas interesantes allí. 

Por contra, la sección IV es oro puro. Explica cómo conocer a otras personas, e incluye las 7 verdades capitales (envidia, conformismo, rigidez, auto-obsesión, pereza, inconstancia y agresión pasiva). Leer esto es casi como entender cómo funcionan la mayoría de personas. Me gustó tanto que fui corriendo a leer a mi familia esta sección. También se la he leído a varios amigos. Incluso redacté un artículo más extenso con estas ideas. De verdad… oro puro. Solo por este capítulo merece la pena el libro.

Un punto interesante del libro son los llamados “reversos”. Es decir, después de explicarte una historia real, y de darte la aplicación, te añade otro punto de vista. De esta manera, el autor reconoce que, aunque puedes llegar a convertirte en un maestro actuando de cierta manera, también es posible hacer lo contrario y tener éxito. Al final, te das cuenta que, aunque hay ciertos patrones comunes en los maestros, la perseverancia, el enfoque y la suerte juegan un papel fundamental.

De hecho, hay una cita que me llamó la atención:

Los elementos básicos de esta historia se repiten en la vida de todos los grandes maestros de la historia: una pasión o predilección de juventud, un encuentro casual que les permite descubrir cómo aplicar esa pasión y un aprendizaje en el que cobran vida gracias a su concentración y energía. Destacan por su capacidad para practicar con más ahínco y seguir más rápidamente el procedimiento de que se trate, todo lo cual se deriva de la intensidad de su deseo de aprender y de la honda afinidad que sienten con su campo de estudio. Y en el núcleo de ese gran esfuerzo está, de hecho, una cualidad genética e innata; no talento ni capacidad, que es algo que debe desarrollarse, sino una inclinación firme y profunda por un tema en particular.

Maestría, Robert Greene

El libro parte de la idea de que todos tenemos un destino al nacer, y solo nos falta descubrirlo en algún momento de nuestra vida adulta. A este concepto lo llama «la mente original». No estoy de acuerdo con esa idea, pero sí creo que las características genéticas y las circunstancias de vida definen nuestras capacidades de tal manera que ejercer ciertas habilidades tenga más sentido que dedicarse a otras que ni se nos darán bien, ni nos harán felices.

También hay una idea interesante sobre los por qué:

Un camino falso en la vida es, por lo general, algo que nos atrae por malas razones: dinero, fama, atención, etc.

Maestría, Robert Greene

Otro punto que me gustó es la definición de los 3 pasos de la maestría:

  1. Observación profunda (el modo pasivo)
  2. Adquisición de habilidades (el modo práctico)
  3. Experimentación (el modo activo)

Estos 3 puntos se desarrollan ampliamente a lo largo del libro y te ayudan a saber en qué fase estás y, por lo tanto, en qué te deberías enfocar.

Aunque no son muchas, el libro añade algunas ideas a evitar. Por ejemplo:

El deseo mismo de buscar atajos te descalifica expresamente para cualquier tipo de maestría

Maestría, Robert Greene

Otra joya que encontré en este libro tiene que ver con la forma en la que defendemos nuestras ideas:

Somos por naturaleza criaturas temerosas e inseguras. No nos gusta lo desconocido. Para compensar eso, nos afirmamos con opiniones e ideas que nos hacen parecer fuertes y seguros. Muchas de esas opiniones no provienen de una reflexión profunda, sino que se basan en lo que piensan otras personas. Además, una vez que tenemos esas ideas, admitir que estamos equivocados equivale a herir nuestro ego y vanidad.

Maestría, Robert Greene

Tomé muchos apuntes más, pero creo que con estas ideas será suficiente para convencerte de que es un libro indispensable si te interesa especializarte en un campo.

Termino con una última cita, con la que no puedo estar más de acuerdo:

Si hay una herramienta de la que debas enamorarte y adorar es el cerebro humano, el instrumento procesador de información más milagroso e imponente jamás ideado en el universo conocido, con una complejidad que ni siquiera podemos empezar a desentrañar y con facultades dimensionales que aventajan con mucho, en refinamiento y utilidad, a cualquier pieza de tecnología.

Robert Greene