Academia de DESARROLLO PERSONAL EfectiVida

El efecto espuma

Tabla de contenidos

La espuma no limpia, lo que limpia es el jabón. 

Pero si un jabón no hace espuma, parece que no limpia. 

¿Cuántas cosas en tu vida son “efecto espuma”?

Un cuerpo bonito es espuma; mientras que uno sano es jabón. 

Una agenda llena de tareas es espuma; los resultados son el jabón.

Una cartera llena de dinero es espuma; estar contento con lo que se tiene es jabón.

Un montón de regalos son espuma; pasar tiempo con los amigos es jabón.

Muchos seguidores en redes sociales son espuma; conversar de persona a persona es jabón.

¿Se te ocurren otros ámbitos en tu vida en los que se de el “efecto espuma”?

Por último, el tigre se lavó con jabón.

¿Y?

Y ahora es puma.

(Perdón, no pude resistirme)

Sobre el autor de esta entrada

Jaír Amores
Mi nombre es Jaír y soy de la cosecha del 78. Estoy felizmente casado; tenemos dos preciosas hijas, y vivimos en Las Palmas de Gran Canaria, España. ¡Sí! ¡El paraíso! Desde muy chico, ya me atraía la efectividad. Disfrutaba haciéndome un horario, automatizando tareas. Y… no sé si a ti te ha ocurrido también: me daba cuenta de muchas cosas que podrían hacerse mejor. Me sigue pasando, por cierto. Estoy convencido de que la efectividad y la productividad personal son fundamentales, pero… sin olvidar las cosas importantes de la vida. Porque, ¿de qué serviría mejorar si no nos hace más felices?