2 requisitos para que un hobby te haga más feliz

Definir la felicidad es algo complejo. En realidad, no creo que podamos disfrutar de felicidad absoluta en el mundo actual. Pero sí que podemos tener motivos para sentirnos bien, aunque no duren demasiado. Algo que ayuda es tener un hobby. Originalmente, parece que esta palabra hacía referencia a un pony, después a una bicicleta sin pedales, y finalmente a cualquier actividad que te de placer.

Eso dicen, al menos, algunos diccionarios. Si buscas en google en español verás algo así como: “Actividad u ocupación que se realiza meramente por placer durante el tiempo libre.”

Yo creo que un hobby es algo más que eso. Ver Netflix en tu tiempo libre o rizarte el pelo con los dedos no son hobbies, por más que se hagan por placer en el tiempo libre.

No, un hobby es algo más. La RAE añade la palabra “afición o pasatiempo favorito”. Yo diría que la diferencia entre un simple pasatiempo y un verdadero hobby es la intencionalidad, el nivel de exigencia y la plenitud.

Es por eso que, cuando alguien tiene un hobby, suele ganarse automáticamente el respeto de otros.

Hemos hablado en alguna ocasión de la importancia de tener un hobby. Por ejemplo, te conté la historia del dueño de un perro muy llamativo. También vimos cómo gestionar un exceso de intereses. Y más recientemente, vimos la diferencia entre unidades de tiempo o unidades de significado (o en otras palabras, cómo dar más sentido a lo que hacemos).

Hoy hablaremos de un consejo que leí en un canal de Telegram sobre hacks, que hace referencia a 2 requisitos para que un hobby funcione bien. ¿Podrías acertar cuáles son? ¡Vamos a ello!

2 requisitos para que un hobby funcione bien

La frase que leí, traducida, decía así:

Cuanto antes encuentre algo que le guste hacer solo y que no dependa de otras personas, más feliz será.

Es importante señalar la unión entre los dos requisitos: “y”. Es decir, no es una cosa o la otra, sino las dos. Si no, no funciona.

Vamos a ver el primer requisito, porque, aunque la frase está muy extractada, encierra mucho significado.

1. Algo que le guste hacer solo

Escuchaba una frase en una serie, de una mujer que le decía a su marido que le comprara algo caro que no necesitara, y que la alabara todo lo que pudiera delante de los demás.

De vez en cuando echo un vistazo a los estados de whatsapp. Mal hecho. Es como una batalla perdida contra el móvil, aunque me consuela que voy ganando la guerra y en líneas generales, lo tengo controlado. El caso es que, de todos los estados que veo, y estamos hablando de decenas de ellos, casi ninguno sirve para nada. Lo siento, esa es mi percepción.

Y menos mal que no tengo Instagram, porque según me dicen, es el top del postureo.

¿Cuántas cosas hacemos, no porque nos guste, sino para gustar? Buscamos aparentar, quedar bien, figurar. Pero esa búsqueda de reconocimiento externo no nos puede hacer felices. Todo lo contrario, estamos haciendo felices a otros.

Una pregunta interesante aquí sería: eso que considero un hobby o una afición… ¿lo haría si nadie me ve? ¿lo disfrutaría aunque este solo?

Algunos ejemplos:

  • Leer
  • Escuchar cierto tipo de música y hasta bailar
  • Cocinar
  • Caminar
  • Hacer ejercicio.

Fíjate que, en estos ejemplos, el hobby en cuestión no produce resultados demasiado visibles. Leer te alimenta el alma, la música te alegra, la cocina te la comes, y caminar o hacer ejercicio te fortalece.

En todos los casos, puedes realizar estas actividades solo. Pero el punto no es ese. La clave es que te guste hacerlas cuando estás a solas, sin la necesidad de mostrar lo que haces a otros.

Y ojo! No es necesario que haya gente delante tuya para exponerte. Hoy día lo puedes hacer con los estados de Whatsapp o las historias de Instagram.

Piensa que hay muchas personas que realizan actividades en soledad, pero solo para aparentar o llamar la atención. Por ejemplo, en un conocido programa de radio, una chica explicaba que ponía en los estados de whatsapp videos de viajes. El problema es que eran de su hermana, y no de ella. También hay quien cuelga fotos de un libro abierto, con un café y unas vistas estupendas. Pero la realidad es que lleva con el mismo libro varios años. Y no es tan largo.

Así, de nuevo, repetimos. Punto 1: Elige un hobby que te guste hacer a solas, aunque nadie lo vea o lo llegue a conocer.

2. Que no dependa de otras personas

El segundo requisito es interesante. Ya hemos visto que no debemos necesitar la aprobación de otros para disfrutar de una actividad. Pero a veces, la actividad en sí depende de más personas.

Un ejemplo tonto. Imagina que te gusta muchísimo jugar al fútbol. Pues mientras no haya robots capaces de regatearte o de parar un tiro a puerta, jugar tú solo va a estar difícil. Puedes practicar, poco más. Necesitas como mínimo a otra persona.

Esto sucede con todos los deportes de equipo o que necesiten soporte.

¿Y cuál es el problema de este requisito? En realidad, ¿no nos haría más felices realizar actividades de ocio con otras personas? Sí, cierto. Pero un buen hobby debe ser algo tuyo, que no dependa de nadie.

Piensa que todo ser humano necesita su espacio. La introspección es super necesaria. Puedes tener varios hobbies claro, en grupo. Pero la idea es que al menos uno sea cosa tuya.

Por otro lado, depender de otros coloca una barrera de dificultad. Implica quedar con otras personas, aguantar a veces malos rollos, adaptarte de vez en cuando…

Conozco a pocas personas que hayan mantenido una afición en compañía de otros, durante mucho tiempo. Es complicado. ¿Satisfactorio? Sí, claro. Pero mejor contar con un hobby personal.

¿Cuál es tu hobby personal?

Así que, ¿cuál es tu hobby personal que te encanta hacer solo y que no depende de nadie más?

Ni se te ocurra poner como hobby prepararte una buena merienda y tirarte al sillón para ver tu serie favorita. Eso es ocio, pero no me parece que sea un hobby de mucho provecho.

Encontré una lista con un montón de hobbys. Aunque en honor a la verdad, con los requisitos que hemos puesto hoy, habría que descartar la mayoría.

Antes puse varios ejemplos: leer, escuchar música, cocinar, hacer ejercicio…

Aunque estas actividades pueden ser perfectamente hobbys, muchos las considerarían hábitos de vida. Para que sea un hobby tendríamos que subir el nivel de especialización un poco. Leer cierto tipo de literatura poco común, cocina de diseño, ejercicios de respiración… no sé. Imaginación al poder.

Así que… ¿Qué tal te fue? ¿Tienes ya un hobby personal? ¿Estás en búsqueda de uno? Te dejo pensando…


Imagen de cabecera: Nic0leta from Pixabay